Puntos que debes verificar antes de firmar tu contrato

Para evitar conflictos o malentendidos, asegúrate de leer las letras chiquitas de tu contrato laboral.

 

Según datos de Forbes, 8 de cada 10 conflictos laborales surgen por malentendidos con respecto al contrato. Por otro lado, de acuerdo a datos del INEGI, 10 de cada 12 huelgas en México se dan por incumplimientos de contrato. Por este motivo es importante que los trabajadores conozcan y se tomen el tiempo de examinar los puntos que constituyen su contrato antes de firmarlo.

Aunque sea largo o sientas presión, no hagas nada hasta que termines de leerlo y verdaderamente estés de acuerdo con todo lo que en él se estipula.

Si notas algún error, por más mínimo que sea, comunícaselo al empleador. Solo así evitarás problemas en un futuro. Así que si estás próximo a la firma de tu contrato, asegúrate que checar estos datos:

Nombre del empleado y empleador

Revisa que tanto tu nombre como el de tu empleador sean los correctos y estén bien escritos. En ocasiones el nombre del empleador puede ser distinto al de tu jefe o el nombre de la empresa. Esto es normal, ya que probablemente el nombre escrito sea la Razón Social de la compañía. Sin embargo, si tienes dudas, comunícaselas al reclutador.

 

Fecha y lugar

Aunque parezca obvio, no olvides checar que la fecha sea la correcta, pues se trata del día exacto en que entraste a trabajar, y esto contará para vacaciones, salario, aguinaldo, etc.

Plazo del contrato

Si acordaste con tu empleador un plazo, esto debe estar estipulado en el contrato. En ocasiones el primer contrato que se firma es por tres meses. Más tarde viene el indefinido. Solo firma si estás de acuerdo con el plazo establecido.

 

Vacaciones

Conoce cuáles son los días de vacaciones remuneradas. Si acordaste vacaciones superiores a la ley, esto también debe estar en el contrato.

Sueldo, forma de pago y periodo de pago

Quizás el punto más importante de un contrato. No firmes a menos de que el monto sea el acordado. También asegúrate de que la forma de pago sea la correcta (cheque, transferencia bancaria, etc). Asimismo, debe estar establecido el periodo en que se va a realizar el pago (semanal, quincenal, mensual).

 

Jornada de trabajo

En todo contrato debe estar escrito el horario. Asegúrate de que éste sea el acordado con tu empleador. También es recomendable que preguntes si las horas extras son remuneradas.

Recuerda que nadie puede obligarte a firmar algo con lo que tú no estás de acuerdo. Así que tómate el tiempo de leer detenidamente antes de hacerlo. Si quieres más consejos del mundo laboral, síguenos en redes sociales para descubrirlos.