En la vida laboral hay una gran variedad de palabras con términos que pueden parecer confusos, debido a la similitud que puede existir. En muchas empresas, por falta de conocimiento de los empleados sobre sus derechos, ignoran los detalles de la legislación laboral.

Es por ello, que entre algunas diferencias principales se deben conocer ciertos conceptos como la liquidación y finiquito.

Cuando toca decirle adiós a un trabajador estos dos términos comienzan a ser importantes en el área de Recursos Humanos, pero para asignar la definición correcta ante el tipo de renuncia, ¿Cuál es el indicado, liquidación o finiquito? Sigue leyendo y conocerás el concepto y las diferencias de cada uno en este artículo.

¿Qué es la liquidación?

Una liquidación laboral es una indemnización que la empresa está obligada a cumplir. En pocas palabras, se trata de una compensación monetaria que debe otorgar una empresa a todo trabajador que pierde su empleo. Únicamente aplica cuando el jefe no puede justificar un mal desempeño o una falta de responsabilidad del colaborador en su decisión de quitarle el puesto laborado. Es por ello, que la liquidación es el monto económico que compensa el daño que le produce la pérdida de su trabajo en la empresa a un empleado, como la calidad de vida y de su familia.

¿Cuándo se otorga la liquidación?

¿Cómo calcular la liquidación?

¿Qué es el finiquito?

El finiquito es el pago correspondiente a toda rescisión de una relación laboral.  Esto quiere decir que, ya sea mediante un despido o una renuncia, la empresa debe ser responsable de pagarle al trabajador el finiquito ante cualquier escenario que se presente.

¿Cuándo se presenta el finiquito?

¿Cómo calcular el finiquito?

Tanto como empresa o como trabajador, es importante mantenerse actualizado de todas las prestaciones e indemnizaciones que por ley se deben otorgar. En RHS Latam, contamos con los líderes en el excelente manejo del área de Recursos Humanos de tu empresa. ¡Solicita una asesoría hoy!