Employer Branding: ¿Qué es y cómo construirlo?

employer

Trabajar en el branding de tu compañía puede ayudarte a atraer a los mejores talentos. Descubre cómo aquí…

Cuando hablamos de reclutamiento, es común que nuestra mente piense primero en los candidatos. Sin duda es de suma importancia que éstos estén preparados para la entrevista, por lo que resulta pertinente que trabajen en su branding personal. Sin embargo, la otra parte también debe construir su branding.

Estamos hablando del Employer Branding, un concepto relativamente nuevo en el mundo de los Recursos Humanos (el término comenzó a utilizarse en el año 2000). Se trata del marketing corporativo que transmite la empresa empleadora, el cual se presenta hacia los empleados como reputación. En pocas palabras, es convertirse en una empresa donde a las personas les gustaría trabajar.

¿Cuáles son los beneficios de construir Employer Branding en tu empresa?

  • Atrae a los mejores candidatos para el puesto.
  • Reduce la rotación de empleados.
  • Mejora el ambiente laboral.
  • Aumenta el compromiso, la productividad y el sentido de pertenencia de los empleados.
  • Propicia un clima de crecimiento en la organización.
  • Los colaboradores dejan de ser solo empleados y se convierten en embajadores de la marca.
  • Ahorro de gastos y tiempo en el proceso de captación de talento.
  • Mejora la imagen ante terceros (clientes, proveedores, instituciones).

¿Cuáles son algunos ejemplos de Employer Branding?

  • Revista corporativa o newsletter.
  • Intranet.
  • Redes sociales
  • Adopción de herramientas TI.
  • Sitio web funcional y amigable con el usuario, que cuente con sección de vacantes.
  • Videos con historias reales de tu compañía.
  • Presencia en medios tradicionales.
  • Testimonios reales de empleados en la página web o redes sociales.
  • Capacitación recurrente.
  • Proceso de Onboarding.
  • Evaluaciones de desempeño anuales.

¿Cómo medir el éxito de una estrategia de Employer Branding?

Es complicado determinar si una estrategia tuvo éxito si no se realiza un análisis de las medidas ejecutadas. Por este motivo, antes de comenzar con la estrategia, es necesario establecer KPIs (Key Performance Indicators). Con base en el monitoreo y reportes de éstos, se podrá optimizar la estrategia para su mejora. A continuación, algunos ejemplos de KPI para Employer Branding:

  • Nivel de absentismo mensual.
  • Comentarios internos sobre el trabajo de otros empleados.
  • Ambiente laboral.
  • Número de postulantes a las vacantes publicadas.
  • Porcentaje de aceptación de las ofertas realizadas.
  • Retención de empleados.
  • Tiempo del proceso de reclutamiento, selección e inducción.
  • Nivel de satisfacción de los empleados.

Como ves, el Employer Branding no es tarea sencilla. Se trata de un proceso que requerirá no solo de tiempo, sino de un equipo comprometido. No obstante, los resultados se verán reflejados en el desempeño de los empleados, e inclusive en el ROI de la empresa.

En RHS Latam ofrecemos consultoría en temas de RH. Contáctanos si quieres convertirte en una empresa atractiva y conseguir a los mejores candidatos.

Si te gustó este artículo, compártelo en redes sociales. No dejes de seguirlos en Facebook, Twitter y Linkedin para enterarte de más tips como este…

Comparte los artículos que más te hayan gustado