9 pasos para propiciar el compromiso y la productividad de tus empleados

Algunas prácticas recomendadas para regresarle el sentido de pertenencia a tus trabajadores e inspirarles más productividad…

Para cumplir con los objetivos institucionales de una organización, los empleados que pertenecen a ésta deben tener el mejor desempeño. Para medir este factor, es necesario tomar en cuenta dos importantes variables: el compromiso y la productividad.

Hablar de compromiso no es nada más que sentirse orgulloso de lo que uno hace. Como dice aquella popular frase, “Elige un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar un solo día en tu vida”. El sentido de pertenencia juega un importante papel en este aspecto. Por eso es importante que tus trabajadores sientan el compromiso con la compañía, no por obligación sino por gusto.

Por su parte, la productividad también resulta relevante cuando se trata de medir el desempeño de los trabajadores. Y es que cuando éstos son eficientes, proactivos y responsables, sin duda se refleja en los resultados y el crecimiento de la empresa.

Para poder motivar el buen desempeño entre tus empleados, no es necesario recurrir a estrategias complejas. Lo cierto es se trata de una tarea sencilla y gratificante, que cualquier directivo puede comenzar a implementar. Conoce los pasos para mejorar el compromiso y la productividad de tus empleados:

 

Comunica los valores corporativos

¿Cuántos de tus empleados realmente conocen los valores que definen la empresa? Es importante comunicarlos desde el primer día, y continuar compartiéndolos con el ejemplo. Considera escribirlos alrededor de tu oficina de manera creativa, además de que se verá bien, lograrás que tus empleados los recuerden con facilidad.

 

Adopta nuevas tecnologías

Nada más frustrante para un empleado que tener que lidiar con sistemas lentos o poco eficientes. Considera implementar sistemas integrales, en los que puedas llevar a cabo más de una tarea de manera sencilla y rápida.

 

Motiva con salario emocional

El salario emocional es una motivación no económica que ayuda a propiciar la productividad de los trabajadores. Son divertidas y fáciles de implementar. Descubre aquí algunas ideas.

 

No seas un jefe, sé un líder

Un jefe dice “yo”, mientras que un líder dice “nosotros”. Recuerda que el trato cercano con tus empleados repercute de manera positiva. Invita a los trabajadores de tu empresa a acercarse a ti en caso de alguna duda o problema.

 

Reconoce el buen trabajo de tu equipo

La actitud de cualquiera mejora cuando se les reconoce sus méritos. No pierdas ninguna oportunidad de reconocer el trabajo de tus empleados. Tampoco olvides decir “gracias” cuando entreguen algo que les hayas pedido.

 

Capacita a tus empleados

Considera organizar talleres para hablar de procesos, políticas u otros aspectos que todos tus empleados deban conocer y dominar.

 

Establece objetivos SMART

Cuando compartas los objetivos semanales, mensuales o anuales con tu equipo, recuerda hacerlos SMART: Específicos, Medibles, Alcanzables, Relevantes y Acotados en el Tiempo.

 

Propicia la comunicación

Un buen líder inspira confianza, no miedo. Recuérdales a tus empleados que tus puertas siempre están abiertas. Por el otro lado, también motívalos a la comunicación horizontal, pues propiciará el trabajo en equipo.

 

Cuida el ambiente laboral

Es un hecho que entre mejor sea el ambiente laboral de una oficina, mejores serán los resultados de sus trabajadores. Considera tener luz natural, colores, cafetera, espacios amplios, equipo de soporte, etc.

 

En RHS Latam cuidamos del factor más importante de las empresas: el Factor Humano. Contáctanos para comenzar con tu estrategia de gestión de Recursos Humanos.

Comparte los artículos que más te hayan gustado