El Outsourcing en México: su historia y porvenir

La cifra de empleados contratados por Outsourcing continúa creciendo en nuestro país.

El Outsourcing (o tercerización) es un modelo económico empresarial en el cual una empresa delega los procesos y responsabilidades a una sociedad externa, es decir, una prestadora de servicios.

Este tipo de empresas nacieron con el objetivo de hacer más sencillas las operaciones de otras empresas, pues al asumir la responsabilidad administrativa, fiscal, contable y/o laboral, logra que las organizaciones ahorren no solo tiempo, sino también recursos.

Un poco de historia…

Se estima que en México, el Outsourcing data de hace cuatro décadas. En esta época, los negocios contrataban servicios de vigilancia y limpieza. Poco a poco, las empresas de consultoría empezaron a emerger para brindar asesoría en materia legal, fiscal y financiera.

El modelo del Outsourcing resultó muy popular, pues hacía que las empresas, en lugar de crear un nuevo departamento especializado, optaran por la tercerización y dejaran en manos de expertos la gestión de ciertas áreas.

Actualidad

Hoy por hoy, entre las actividades que más se delegan a empresas de Outsourcing en México destacan las que tienen que ver con el personal. Aspectos como el reclutamiento, la selección, la contratación y la nómina se realizan por parte de prestadores de servicios.

Cabe mencionar, que según datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) en un lapso de 10 años (2004-2014) creció en un 48% la cifra de empleados contratados por Outsourcing. Y es que el número de negocios y trabajadores aumenta 1.5% anualmente.

Es por este motivo que desde 2012, el entonces presidente Felipe Calderón aprobó la Reforma Laboral con cambios a la Ley Federal del Trabajo, donde quedó establecida la regulación de los esquemas de Outsourcing. Esto quiere decir que el modelo del Outsourcing es 100% legal, y que además, protege al empleado, al obligar al patrón a cumplir con obligaciones laborales.

Futuro

Es un hecho flagrante que el Outsourcing de Personal se ha convertido en un esquema que más allá de significar ahorros de tiempo y recursos, supone una excelente manera de gestionar áreas tan especializadas como el reclutamiento y el proceso de nómina.

Al contratar una empresa de Outsourcing de Recursos Humanos, puedes estar seguro de estar cumpliendo con obligaciones fiscales, legales y contables. Y es que ante las autoridades, será el prestador de servicios el que funja como el empleador.

En RHS Latam ofrecemos servicios integrales y a la medida de reclutamiento y nómina. Trabajamos con la última tecnología, por lo que puedes confiar en que gestionaremos tu área de RH de la manera más óptima.

Comparte los artículos que más te hayan gustado