Cómo mejorar el ambiente laboral de tu empresa

Claves que no solo mejorarán el clima laboral, sino también el desempeño y la productividad.

Sin importar el tamaño o giro de una compañía, el ambiente laboral siempre se constituye como uno de los factores más importantes y relevantes para propiciar la productividad de los trabajadores. En realidad esta tarea consiste en la implementación de pequeños detalles, que si bien parecen simples, logran un gran cambio en el desempeño de cada uno de los empleados.

Es importante tener en cuenta aquellos valores que definen a la empresa, pues estos guiarán el enfoque que el área de Recursos Humanos ejecute en sus prácticas para mejorar el clima laboral.

La idea es que los empleados se sientan orgullosos de trabajar en la empresa, y que se estén tan cómodos, que su principal meta sea cumplir con los objetivos institucionales de la manera más eficiente posible. A continuación, algunas prácticas que tu empresa puede emplear para mejorar el ambiente laboral:

Mantén una relación de respeto y confianza: Para lograr esto, la comunicación es vital. Asegúrate de comunicar un discurso íntegro y coherente. Se pueden organizar juntas mensuales entre gerentes y trabajadores, para dar a conocer avances y resultados de manera clara.

Sé un líder cercano: Un buen líder es aquel que se acerca con su equipo de trabajo. Recuerda que ellos son el eslabón más importante de la empresa, por esto es importante conocerlos y asegurarse de que comprendan los objetivos institucionales.

Incentiva con salario emocional: Este término hace referencia a la retribución no económica. Ejemplo de esto son los horarios flexibles, guardería o descuentos en distintas tiendas.

Haz que tus empleados se sientan escuchados: Es importante propiciar la creatividad de tus empleados, así que organiza reuniones donde éstos propongan ideas o por el otro lado, comuniquen problemas o situaciones incómodas en el trabajo.

Mantén las instalaciones en buen estado: Una oficina limpia y completa motiva a los trabajadores. Asegúrate de actualizar tus programas, pues no hay nada más desesperante que trabajar con herramientas ineficientes.

Fomenta la formación: Las capacitaciones constituyen excelentes maneras de alentar la formación de tus empleados. Ofréceles cursos útiles que los hagan querer seguir laborando para ti.

Impulsa actividades no relacionadas con el trabajo: En ocasiones es importante organizar proyectos que no necesariamente tengan que ver con el trabajo. Ejemplo de esto son las quinielas deportivas, los voluntariados o los proyectos sustentables.

En RHS Latam nos preocupamos por el factor más importante de una empresa: el factor humano. Con nosotros, tu negocio tendrá un excelente ambiente laboral, que repercutirá en el buen desempeño de tus empleados. Contáctanos para comenzar a gestionar tu área de Recursos Humanos.

Comparte los artículos que más te hayan gustado